domingo, 18 de octubre de 2015

ADOPTARÉ EL AMOR


 Adoptaré el amor por compañero y lo escudaré cantando, y lo beberé como vino, y lo usaré como vestimenta.
 En la aurora el amor me despertará y me conducirá a los prados distantes.
 Al mediodía me conducirá a la sombra de los árboles donde me protegerá del sol con los pájaros.
 Al atardecer me llevará al puente, donde escudaré la melodía de la naturaleza despidiéndose de la luz, y contemplaré las sombras de la quietud alejándose en el espacio.
 A la noche, el amor me abrazará, y soñaré con los mundos superiores donde viven las almas de los enamorados y de los poetas.
 En la primavera, andaré con el amor, lado a lado, y cantaremos juntos entre las colinas, y seguiremos las pegadas de la vida que son violetas y margaritas.
 Y beberemos el agua de la lluvia, acumulada en los pozos, en copas hechas de narcisos y lirios.
 En el verano, me acostaré al lado del amor sobre camas hechas con manojos de espigas, teniendo el firmamento por cobertor y la luna y las estrellas por compañeras.
 En el otoño, iré con el amor a los viñedos y nos sentaremos en el tonel y contemplaremos los árboles despidiéndose de sus vestimentas doradas y los bandos de aves migratorias volando para la costa del mar.
 En el invierno, me sentaré con el amor delante del hogar, y conversaremos sobre los acontecimientos de los siglos y anales de las naciones y pueblos.
 El amor será mi tutor en la juventud, mi apoyo en la madurez, y mi consuelo en la vejez.
 El amor permanecerá conmigo hasta el fin de la vida, hasta que la muerte llegue, y la mano de Dios nos reúna nuevamente .