domingo, 16 de agosto de 2015

TÚ ERES LA CONCIENCIA


Tú no tienes consciencia. La consciencia no te pertenece. Nadie es dueño del cielo.

Tú ERES la consciencia, y todos los pensamientos y sensaciones surgen y se disuelven en tu eterna aceptación. Tú eres el hogar para la alegría y la tristeza, para la certeza y la duda, y hasta la desesperación puede ser arrullada en tus tiernos brazos, arrullada el tiempo que sea necesario. Todo tiene cabida en ti, tanto el relámpago como la caída de la nieve, e incluso el anhelo por llegar a casa es un amado visitante.

Tú nunca tienes que buscarte a ti mismo, y hasta la búsqueda es sagrada.

Tú no tienes consciencia, amigo, y la consciencia no te tiene a ti. Tú eres uno y lo mismo, indivisible e inseparable, la mayor historia de amor jamás contada.

- Jeff Foster