domingo, 17 de mayo de 2015

PALABRAS DE PAZ



Lo más importante es: aquí está la bendición suprema, y no le prestamos atención. Le damos atención a lo que consideramos una bendición:
“Dame un hijo, un trabajo, dame esto, dame aquello”.
Pero somos más bendecidos de lo que nos damos cuenta.
Y el día en que empieces a contar tus bendiciones, te asombrarás.
Será entonces cuando comprenderás lo que realmente significa estar agradecido. Cuando el corazón está realmente pleno empiezas a comprender,la confusión desaparece y viene la claridad.
Comienzas a ver la sencillez de la existencia.
No se trata del éxito o del fracaso, sino de estar agradecido por esta vida.
(Prem Rawat-Maharaji).