martes, 7 de abril de 2015

HOY NO ES UN DÍA PARA TOMAR DECISIONES





"Cuando hay libertad... cuando uno tiene bien clara su capacidad de pensar subjetivamente, impersonalmente, con precisión, sin sentimentalismo... no hay ninguna necesidad de elegir. Cuando no hay confusión, entonces, no hay otra opción."
- J. Krishnamurti


Si estás tratando de elegir, si te sientes confundido ahora acerca de qué hacer, pensar, decir o sentir, si te sientes incapaz de llegar a una conclusión que te reconforte, ¡maravilloso!
Celebra lo vivo que te sientes; honra el desorden sagrado de este momento, cómo es que no encaja con ninguna imagen de cómo 'debería' ser.

Hoy no es un Día para Tomar Decisiones.
Hoy es un Día para la Curiosidad.
Hoy es un día para mantenerte cerca del momento, respirando, sintiendo todas las sensaciones en tu cuerpo, observando cómo da vueltas la mente tratando de tener el control, tratando de adivinar el futuro.
Detente. Respira.
Sal de la historia de "Tengo que elegir algo en este momento".
Suelta toda la presión. Haz desaparecer el tiempo.
No califiques esta 'indecisión'.
Tu estrés es tu intento de adelantar este momento, esta presente escena en la película de tu vida (esta escena presente de 'incertidumbre') hacia una futura escena de certeza y descanso.

¿La invitación? Encuentra descanso justo donde estás.
Sé aquí.
Pon atención a la presente escena, este momento lleno de vida.
Haz amistad con la incertidumbre, con el no-saber, con el asombro.
Permite que todas las imágenes, pensamientos, recuerdos, obsesiones, voces en la mente surjan, pervivan un rato, y desaparezcan cuando estén listas. Sabe que no son lo que tú eres. Sabe que no es la mente la que te llevará hasta las respuestas reales.

En determinado momento, simplemente sabrás qué hacer.
O te verás a ti mismo haciéndolo, sin ningún esfuerzo.
En determinado momento, tal vez hoy, tal vez mañana, tal vez la siguiente semana, la confusión desaparecerá y la acción tomará su lugar. Siempre ha sido así. Siempre lo será. La ilusión más grande de todas es que tú estás en control.

'Cuando no hay confusión, no hay otra opción.'

Desde el profundo abrazo a cómo estás en este momento, desde el amor a la incertidumbre y a la impermanencia, una gran certeza puede surgir.

Confía en el camino que te conduce hacia las decisiones. No luches con el momento.

No puedes llegar a comprender el 'allá' desde aquí.

A veces, las verdaderas respuestas surgen
cuando a nuestras preguntas les damos espacio para respirar.

- Jeff Foster