lunes, 23 de febrero de 2015

FILOSOFÍA DE UN GUERRERO




Todos somos guerreros, todos luchamos a favor o en contra de algo, queramos o no.
Los guerreros siempre somos tan fuertes como la pasión que nos domine, tan grandes como los anhelos de nuestro corazón.
Un guerrero sabe cultivar una “mentalidad imparable”, si algo mediano lo detiene o lo retrasa hoy algo más pequeño podrá detenerlo o retrasarlo mañana.
Por lo general la mediocridad proviene de olvidarte que eres un guerrero en este mundo y de haber olvidado el poder que hay dentro de ti.
El día de hoy es el ayer del mañana por ello los guerreros lo aprovechan al máximo.
Mientras más te esfuerces hoy más feliz serás mañana.- Nuestra felicidad proviene en parte de saber que estás aprovechando tu potencial y no obtienes menos de lo que podrías lograr.
“Debes ver el cambio que quieres ser” y luego “Debes ser el cambio que quieres ver”.- Primero debes verte a ti mismo como un guerrero minuciosamente preparado para enfrentar cualquier obstáculo o resolver cualquier problema; luego de verte así debes poner manos a la obra para convertirte en esa persona; sólo luego de convertirte en esa persona tienes autoridad de animar a otros a imitarte o seguirte.
No existen victorias externas que no se hayan basado en victorias internas. De la misma forma no existen derrotas externas que no se hayan basado de alguna forma en derrotas internas.
Cualquier poder que no se base en la unión es débil. La unión es importante no tanto por el poder que tengan los guerreros al estar unidos sino por el poder que pueden llegar a tener cuando enfrenten un gran obstáculo juntos.
Si un guerrero no planifica luchar, inconscientemente puede que este planeando rendirse.
Casi todos los “No Puedo” de un guerrero tienen como raíz la realización de un esfuerzo o sacrificio que no está dispuesto a realizar.
Los guerreros actuamos a pesar del miedo, todos tenemos miedo de algo pero no todos nos dejamos dominar por el.
Por lo general los guerreros no esperamos que las cosas sucedan, sino que hacemos que las cosas sucedan.
Los planes de un guerrero no funcionan porque sean perfectos, funcionan porque los guerreros hacen que funcionen. Ellos hacen lo que haga falta el tiempo que haga falta.
Extraido de la red.